Subir
plan b viajero, nunca vuelve el viajero quien viaja cambia

«Nunca vuelve el viajero: Quién viaja, cambia». Este es mi primer Veo Veo! En esta ocasión la inspiración para escribir surge a partir de una imagen con una frase.

Aquí va mi Veo Veo, que es más que nada una revisión de año y medio viviendo de viaje.

Ilustración de El Topo Ilustrado

Ilustración como inspiración producto de El Topo Ilustrado

 

«Nunca vuelve el viajero: quien viaja, cambia»

 

Y eso es lo que me sucedió a mí! La realidad es que tomas total consciencia del cambio, cuando ya has cambiado. Me he sorprendido a mi misma dándome que cuenta de esas cosas y me alegra y me gratifica romper con las barreras propias (esas que son las únicas enemigas reales que cada unx de nosotrxs tenemos) He aprendido a despojarme de todo y he comenzado a fluir como nunca lo había hecho. Soltar! de eso se trata el cambio para mi, dejar ir, incorporar, intercambiar.

Algunas de las pequeñas modificaciones que generó en mí viajar:

Cambié mi alimentación: Incorporé nuevos alimentos, sabores y texturas. Para mí la comida ya no es algo que entra por los ojos. Dejé de comer carne por completo! Por varias razones pero sobre todo porque no me gusta ver a otro ser vivo sufriendo (y podía hacer algo para cambiar eso) y porque desde que no como carne me siento más liviana, incorporé más productos y aprendí más acerca de los nutrientes que mi cuerpo incorpora.

Vencí mis miedos: Me animé a viajar de auto-stop. Subir una montaña y estar cerca de una serpiente en su hábitat natural (la fobia más grande que siempre tuve)

Rompí fronteras: Las personas son personas, hay gente buena y mala en todos lados. Dejé atrás el prejuicio y me entregué a conocer y descubrir a las personas, fuera cual fuera su nacionalidad, profesión, clase social, género, edad y color de piel.

Superé mis metas: En el 2012 me propuse viajar de Argentina a México por tierra. Hoy con ese sueño cumplido, me di cuenta que mi sueño es conocer el mundo entero! Seguiré recorriendo el continente, conociendo nuevos lugares y mirando con nuevos ojos los ya conocidos.

Me abrí a nuevas posibilidades: Antes de salir de viaje era completamente atea. Me di cuenta que lo espiritual nada tiene que ver con las religiones y comencé a trabajar en ello. Hoy más abierta a otras posibilidades, pude ser parte y vivir rituales sagrados ancestrales.

Seguiré cambiando, seguiré aprendiendo, incorporando, absorbiendo. Todxs somos viajerxs, porque el verdadero viaje es interno. Entre más busquemos conectarnos con nosotrxs mismxs, más aprenderemos, más nos entenderemos y más en armonía podremos vivir con el resto de lxs seres vivxs.

 

plan b viajero Nunca vuelve el viajero

“Tenés ojos de que creciste por dentro” me dijo una amiga. No lo había notado, ya no miró con los mismos ojos y así lo reflejan ahora mis ojos…

 

*¿Qué es Veo Veo? Es, ante todo, un juego, una excusa para conocer lugares de la mano de otros viajeros, contarnos historias, viajar aunque no tengamos la oportunidad de hacerlo, encontrarnos. Se realiza una vez al mes y las temáticas se eligen en el grupo Veo veo en Facebook, y por medio del hashtag #VeoVeo en Twitter y otras redes sociales. ¿Querés jugar? ¡Veo veo! ¿Qué ves?

También están jugando: Por las Rutas del Mundo, Caminando por El Globo, Hey Hey World, Rumbeando por Ahí, Cuerpo- Sentido, Pisada Creativa, The indie trendy, Una Argentina por el Mundo

 

 

Te sumas?

Nos encuentras en:

  • Facebook 
  • Instagram 
  • Twitter 
  • YouTube 
  • Suscríbete al blog para recibir en tu casilla de e-mail las nuevas publicaciones (no olvides confirmar las suscripción en tu bandeja de entrada)

[/vc_message][/vc_column][/vc_row]

Somos Gabriela De Marcos y Camilo Peña, una argentina y un mexicano que en el 2012 hicimos del viaje un estilo de vida. Nos gusta viajar lento, vivir en armonía con la naturaleza y compartir experiencias y relatos de viajes.

Comments:

  • 15 julio, 2014

    muy lindo!!!!

    reply...
  • 15 julio, 2014

    Genia tu amiga! y muy interesante lo de abrirse a nuevas posibilidades, a veces uno se cierra a pensar las cosas de una forma, pero porque tal vez no está de acuerdo con la otra forma que conoce y eso no quiere decir que existan miles de otras formas de pensarlo.
    Saludos!

    reply...
  • 16 julio, 2014

    ¡Y no sólo se convierte en adicción el vivir viajando sino el vivir cambiando! ¿No?
    Esos sentimientos cruzados cuando uno escribe, pone con letras y palabras los cambios que notó (porque hay muchos que pasan desapercibidos durante años) y hasta siente extraña a la persona que fue antes de ese viaje. 🙂

    reply...
  • 16 julio, 2014

    «Soltar de eso se trata el cambio para mi, dejar ir, incorporar, intercambiar.»…yo también siento lo mismo, que para cambiar lo principal es soltar, despojarse, como vos decís..Que bueno que sea algo que se repita en los «veo veos» de este mes, esa necesidad de «soltar» para poder cambiar…Ah! y me re gustó la foto que elegiste! Dice mucho esa mirada! Abrazos 🙂

    reply...
  • 17 julio, 2014

    Qué loco es mirarse a uno mismo después de un tiempo y decir: este soy yo? logré vencer este miedo? yo? (me quedé mal con lo de la serpiente jajajaja) yo subí una montaña? es increíble, hermoso e invaluable ese camino. Genial veo veo!! 🙂

    reply...
  • 20 julio, 2014

    Que lindo! A mí me pasa igual, pero es como que siento que cambié, pero aún no soy totalmente consciente de ese cambio. Creo que todavía no me di cuenta. Gracias por recordármelo! 😀

    reply...
  • 18 junio, 2018
    reply...

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.