Info útil para mochileros

¿Alguna vez se enfermaron viajando?

¿y alguna vez se enfermaron?
alguna vez se enfermaron
Escrito por Plan B Viajero

Estamos por cumplir 2 años de viaje, y estamos en etapa de balances. Vamos reflexionando bastante sobre el camino recorrido y de lo aprehendido. Entre las preguntas frecuentes están: ¿cómo se arreglan con la comida? Acabamos de hacer un respecto de ser vegano y viejero sin morir en el intento, contando de qué y cómo nos alimentamos ¿De qué viven? ¿trabajan? Ya contamos que vendemos comida (ahora estamos haciendo hamburguesas veganas) y además hacemos Mate Chingón, diseño web para ganar dinero. Y si se enferman ¿qué hacen? En estos 2 4 años de viaje de vivir de viaje tenemos algunas anécdotas acerca de enfermedades y otros problemas viajando sin seguro médico…

plan b viajero alguna vez se enfermaron viajando

Aunque ojalá siempre fuera así

Errando se aprende:

Era el comienzo del viaje. Éramos 4. No teníamos miedo a enfermarnos, porque estábamos seguros que “eso” no nos pasaría a nosotrxs. Estábamos recién llegadxs a Potosí (Bolivia) y al segundo día de nuestra llegada, Camilo comienza con vómitos y diarrea. Dos días más tarde le sigo yo. Ninguno de lxs dos teníamos asistencia al viajero. Nos atendimos en el hospital público, donde intentaron cobrarnos hasta por el pedacito de algodón, Camilo quedó internado. Estuvimos una semana sin poder salir del hostal. Diagnóstico: Salmonella.

Recibimos el año nuevo en el hostal, comiendo arroz hervido y té. Brindamos con agua embotellada y nos divertimos un montón. Tres días después, cuando ya estábamos mejor fuimos a Uyuni, y les da salmonella a nuestros dos amigxs. Como ellxs sí tenían seguro de viaje, se atendieron enseguida y lo suyo no paso a mayores. No termino de entender qué me provocó salmonella, pero luego de eso evite comer en la calle.

plan b viajero alguna vez se enfermaron viajando

Recuperándonos en el hostal

Conclusión: Nos volvimos más precavidos con lo que comíamos, nuestrxs amigxs aprendieron que no había que confiar en las personas que recién conocían (lean el post completo de Potosí y entenderán)

Lo que no te mata te fortalece:

Estábamos en Huanchaco (Perú) y comencé a sentirme mal del estómago. Un día antes, había comido pescado (por aquel entonces todavía comía pescado) Nuevamente vómitos, fiebre, y un dolor insoportable en el estómago (tanto que no podía ni tomar agua)

plan b viajero alguna vez se enfermaron viajando

Antes de enfermarme…

Tuve que ir hasta Trujillo a hacerme atender, para colmo esa misma noche viajábamos hasta Máncora en un autobús de segunda (es decir, los más baratos) No me quedo otra que tomarme una pastilla de carbón y aguantarme las ganar de vomitar durante todo el viaje. Llegué destrozada a destino, estuve dos días tirada en la cama tomando electrólitos y pastillas, mientras lxs chicxs disfrutaban de la playa. Diagnóstico: Un virus en el pescado (según dijo el médico que me atendió)

Conclusión: Los electrólitos son un asco (sobre todo el que tuve que tomar: sabor anís) pero son esenciales para luchar contra la deshidratación.

A falta de pan, buenas son las tortas:

Estábamos en Flores (Guatemala) lugar al que habíamos llegado para ir a visitar la Zona Arqueológica de Tikal. Conocimos a dos chicas buena onda y nos fuimos juntxs en busca de comida. Comimos empanadas de papa y como desconfiábamos de la procedencia del agua de sabor, compramos embotellada. A la madrugada lxs cuatro estábamos con un dolor horrible en el estómago. Diagnóstico: algo de la comida nos cayó mal.

Conclusión: Gastamos mucho dinero en medicamentos, y no pudimos visitar Tikal 🙁

plan b viajero alguna vez se enfermaron viajando

Y nos fuimos para México sin conocer Tikal 🙁

Alguna vez se enfermaron viajando? sí, nos enfermamos. Con el tiempo aprendimos a sobrellevar mejor los inconvenientes sin desesperarse: lo que pasó en Bolivia es algo bastante común, lo que me pasó en Guate tampoco me desesperó, no conocí Tikal pero tuve la suerte de conocer Palenque (además de otras tantas zonas arqueológicas) Por suerte nunca pasó a mayores, tampoco (hasta ahora) nunca nos accidentamos (toco madera) Aprendimos a cuidarnos más, como por ejemplo: hervir SIEMPRE el agua (hasta para el mate) lavar bien frutas y verduras (con bicarbonato primero y luego con DG6) Si tenemos las defensas bajas sabemos que estaremos más expuestxs a algún virus que ande dando vueltas. No hay que estar paranoicxs, siempre es mejor mantener la calma. No dejé de comer en la calle, pero sí presté más atención adonde iba a comer y en que condiciones estaba el lugar y la comida. Nosotrxs aún no contamos con seguro de viaje, pero lo estamos considerando para nuestra aventura en bicicleta de México a Argentina 🙂

Lo que sí recomendamos es que:

  • Si te genera desconfianza no bebes agua del grifo (canilla) sino embotellada, puede prevenir diarreas y otras enfermedades.
  • Mantener una buena higiene corporal, y lavarse con frecuencia bien las manos con jabón antiséptico.
  • Investiguen en los sitios oficiales del país a visitar que vacunas necesitan. Y lleven dentro del pasaporte el papel que certifique que se las dieron.
  • Dense la vacuna contra la fiebre amarilla: Nosotrxs nos la dimos en Buenos Aires (gratis) y nos la pidieron a la salida de Panamá y en la entrada a Costa Rica. Llevo pagado el certificado en la última hoja del pasaporte. Pueden ver la dirección AQUÍ
plan b viajero alguna vez se enfermaron viajando

Después de todo, todo depende de cómo te tomes la vida

Te sumas?

  • Facebook para ver más fotos y leer todas las novedades
  • Twitter para charlar mano a mano y en directo
  • Instagram para conocer las mejores postales que regala el camino 
  • YouTube para seguir a través de videos los lugares que vamos conociendo
  • Suscribiéndote al blog para recibir en tu casilla de e-mail las nuevas publicaciones (no olvides confirmar las suscripción en tu bandeja de entrada)

Gracias por visitarnos!

Los Autores

Plan B Viajero

Somos Gabriela De Marcos y Camilo Peña, una argentina y un mexicano que en el 2012 hicimos del viaje un estilo de vida.
Nos gusta viajar lento, vivir en armonía con la naturaleza y compartir experiencias y relatos de viajes.

Deja un comentario

Comentarios